lunes, 15 de diciembre de 2014

Violencia y autoestima


Las formas tradicionales de educación femenina alientan a las mujeres a ser dependientes y sumisas. Al tener una baja autoestima se es más vulnerable a vivir violencia porque es difícil tomar decisiones, esto propicia el estado de sometimiento ya que la víctima fundamenta su vida y centra toda su atención en los deseos y necesidades del abusador.
La ecuación resultante es a mayor violencia menor autoestima.
Reconquistar la confianza en si misma es quizás el primer paso para la recuperación.



El día que la mujer pueda amar con su fuerza y no con su debilidad, no para huir de sí misma sino para encontrarse, no para renunciar sino para afirmarse…,  entonces el amor será una fuente de vida y no de mortal peligro. 
Autora: Simone de Beauvoir



0 comentarios:

Publicar un comentario